Ir al contenido principal

NÁUFRAGOS AMIGOS JAPONESES DE THOMAS E. RITCHIE



La ruta que siguieron los náufragos

de Japón a México  1842
Thomas Henthelwood Ritchie 
n 1809 - m 1874 
El 7 de octubre de 1841 el barco pesquero Eiju Maru zarpó de Hyogo, Japón, llevando a bordo a Jatsutaro y su hermano mayor, Shichitaro, el capitán Zensuke Inoue y once pescadores más. En Uraga el barco fue inspeccionado y al día siguiente zarpó rumbo a Oshu, mas el viento lo obligó a ir hacia Izu hasta ir a parar a Oajiro.


El navío llegó a Cabo el veinticuatro de noviembre, de ahí regresaría a Oshu. Pero alrededor de las diez de la noche el fuerte viento de la noche los obligó a arrear velas y dejar que el barco navegara a la deriva. 

Hacia la media noche la situación empeoró obligando a los hombres a echar por la borda parte de su cargamento. El día siguiente no fue mejor, por lo que se vieron forzados a deshacerse de más carga. Pronto el Eiju Maru navegaba a la deriva rumbo al sureste. 

Jatsutaro en sus narraciones del libro Kaigai Ibun da cuenta de que cuando él y sus compañeros llegaron a Cabo San Lucas, a finales de mayo de 1842, había un par de casas y unos veinte habitantes.

Sin embargo, indican autores estadounidenses, entre ellos Henry Edwards, que fue un inglés de nombre Thomas Ritchie, el Viejo Tom Richi, quien fundó Cabo San Lucas. J. Ross Browne, autor también estadounidense señala 1828 como el año de llegada del capitán Ritchie al Cabo. 


El Mazatlán que Jatsutaro vio en 1842
Según Henry Edwards Thomas Ritchie murió hacia octubre de 1874. En la red pueden consultarse en Historia de Mazatlán en el Siglo XIX, sitio que contiene la versión de ambos escritores así como un dibujo de la casa que habitaba este capitán inglés.

Dibujos de los Náufragos Amigos Japoneses del Viejo Thomas H. Ritchie. Los siete japoneses permanecieron durante dos días en ese lugar 

De ahí los náufragos fueron llevados en barco a San José del Cabo, donde fueron presentados ante la autoridad. Ahí encontraron a Shichitaro y Manzo, dos de los japoneses que habían permanecido en el barco que los había traído a Baja California y que, al igual, habían sido abandonados en la playa.

En San José del Cabo unos veinte comerciantes adoptaron a cada uno de los japoneses y los llevaron a vivir su propia casa. El patrocinador de Jatsutaro fue don Miguel Chosa. 


A principios de septiembre de 1842 éste recibió una carta de la capital por la que tuvo que trasladarse a un lugar llamado Mazatlán. El comerciante dejó a Jatsutaro como encargado de sus asuntos y de su familia.

En noviembre de ese año Jatsutaro conoció a Berón, un marinero amigo de Miguel Chosa, quien preguntó al japonés si era su intención regresar algún día a su país natal, y le recomendó trasladarse a Mazatlán donde le sería más fácil encontrar un barco con destino al lejano oriente.

En su propio barco Berón transportó a Jatsutaro y Zensuke de San José hasta Mazatlán, donde llegaron entre el cinco y seis de diciembre. La fortuna seguía de su lado pues un bergantín estadounidense saldría en cuestión de cuatro o cinco días rumbo a China.

El Regreso a Japón
Berón llevó a Jatsutaro y Zensuke a las casas de las familias pudientes de Mazatlán, a quienes pedían ayuda monetaria para enviar a los japoneses de regreso a su país. Algunos les daban cinco o diez monedas de plata; de las familias más ricas obtenía treinta e incluso cincuenta monedas. Fue así como reunieron 260 monedas.

Jatsutaro y Zensuke querían regresar a San José para llevar a sus compañeros en el viaje a China. Pero no había tiempo, Berón les advirtió que si perdían ese barco podrían pasar seis doce o veinticuatro meses antes de que otro barco zarpara con ese rumbo. Con dolor Jatsutaro y Zensuke utilizaron cien monedas para comprar pasajes en barco; y el resto se utilizó en ropa, vinos y otros artículos.

Sólo cinco días estuvieron Jatsutaro y Zensuke en Mazatlán ya que abordaron el bergantín estadounidense. Jatsutaro pasó por Macao y Zhapu, China, hasta que por fin regresó a su casa el 2 de octubre de 1844.

Jatsutaro narró a las autoridades sus aventuras en el mar y en aquellos lejanos y extraños lugares de México, y su viaje de regreso por China y otros lugares.

CASA DE TOMAS RITCHIE

El episodio de 1841 
Si la curiosidad intelectual vence las barreras políticas, el azar y el océano no saben de leyes humanas, y las corrientes marinas siguieron uniendo a ambos países. En 1609, más de trecientos náufragos novohispanos fueron salvados en las costas de Japón. En 1841, trece marineros japoneses desviados de su ruta en el Océano Pacífico por una tormenta fueron rescatados después de cuatros meses de naufragio por un barco pirata español, Ensayo, tripulado por dos españoles con veinte tripulantes filipinos con rumbo a Acapulco.

Al cabo de sesenta días de trabajos forzados como esclavos en ese barco, los fueron a dejar en las costas de la Península de Baja California en 1842, siete en Cabo San Lucas y dos en San Jóse del Cabo, y otros cuatro en Guaymas. 

Fueron trece tripulantes del barco japonés Eiju-maru, Eterna Felicidad, que había salido de Kobe con dirección al noroeste de Japón, Miyako, actual Prefectura de Iwate y transportaba sake, azúcar y algodón. La gente de la costa les dio auxilio. Cuatro de ellos llegaron hasta Mazatlán. Los tres siguieron su camino de México hasta Valparaiso, Chile. 

Hubo un desaparecido pero los cinco pudieron volver a Japón via Filipinas al cabo de un par de años, donde debieron presentar informes de su viaje y sus experiencias a las autoridades.
PATIO CASA TOMAS RITCHIE

Gracias a ello hoy podemos apreciar las crónicas interesantísimas surgidas de sus memorias y narraciones, con las que los pintores japoneses dibujaron los paisajes mexicanos. Entre ellos estaban los cinco tripulantes vueltos a Japón: Zensuke Inoue, de veintiún años de edad, como capitán del barco de 195 toneladas y otros cuatros tripulantes. 

CABO SAN LUCAS BCS
CORRALES CASA DE TOMAS RITCHIE
Ahora no mencionamos todos los títulos de las crónicas que se conservan hoy, pero nos llama la atención una crónica basada en la narración del tripulante regresado a Japón llamado Takichi: Meshiko Shinwa, Noticias de México, de once volúmenes, dentro de los cuales hay una parte referida a México traducida al español. 

CABO SAN LUCAS 1942

Estos documentos sobre México, sin duda, fueron una ventana al resto del mundo para los estudios japoneses en la época del Japón aislado durante 250 años.

LO MAS VISTO

ARBOL GENEALOGICO BAJA CALIFORNIA SUR 1700-1900

PABLO L. MARTINEZ Tomada de Guía Familiar de Baja California 1700-1900  VITAL STATISTICS OF LOWER CALIFORNIA

COMO NACIÓ EL TRIUNFO, B.C.S.

Los inicios de los trabajos mineros en San Antonio y El Triunfo
El Real de Santa Anna. En la formación del primer real minero, de la entonces California, figura el nombre de Manuel de Ocio, de origen andaluz, quien llegó a tierras californianas en 1734, sirviendo a los misioneros jesuitas como soldado en la misión de Loreto.

CALENDARIO FIESTAS POPULARES de BAJA CALIFORNIA SUR

INCREIBLE, MISTERIOSA Y SOLITARIA CASA EN UNA ISLA

Volaban en helicóptero sobre el mar, de pronto  y observaron algo muy EXTRAÑO en esta isla. ¡INCREÍBLE!

LOMBOY DESTACADA PLANTA MEDICINAL EN BAJA CALIFORNIA SUR

MUERTE EN LA LUNA APOLLO 18

FOTOS REALES Y FRASES CÉLEBRES DE BENITO JUAREZ

En su aniversario luctuoso 145, repasamos la vida del Benemérito, incluyendo imágenes de su esposa, sus hijos, y de algunos allegados; así como de su funeral en la Ciudad de México.